¿Qué es la Psicología?

Psicología

La Psicología es una ciencia en constante desarrollo que se encarga de estudiar los procesos mentales cognitivos, afectivos y conductuales. 

Se trata de una Ciencia porque para avanzar en su conocimiento utiliza el método científico.  Es una ciencia rica en conocimiento, que crece día a día.

Como la habitual división de nuestras materias universitarias, podemos dividir la Psicología en una parte teórica y otra aplicada.

  • Psicología básica: se encarga de recopilar, organizar y estructurar el conocimiento de los procesos psicológicos básicos. Su función es la de producir conocimiento nuevo acerca de los fenómenos psicológicos. Entre los fenómenos psicológicos básicos nos encontramos la atención, el aprendizaje, la memoria, la motivación y la percepeción.
  • Psicología aplicada: utiliza los conocimientos obtenidos y los métodos desarrollados por la Psicología básica. Se trata de la Psicología llevada a la práctica que busca una actuación eficaz en un contexto concreto. Su objetivo es el de resolver nuestros problemas cotidianos, aumentar nuestra calidad de vida o hacer que los grupos de personas funcionen de la manera más adecuada.

 

Ramas de la Psicología

Origen palabra psicología

La Psicología es un gran árbol compuesto por muchas ramas, donde todas  se encuentran interconectadas.

  • Psicología clínica: se encarga de estudiar, prevenir y tratar la conducta disfuncional y mejorar el bienestar mental. Ayuda a aquellas personas que tienen inconvenientes para enfrentar su vida normalmente, como consecuencia de un trastorno mental o una aflicción particular.
  • Psicología de la salud: se centra en la prevención, tratamiento y manejo de enfermedades. Analizando la relación entre la conducta y los trastornos físicos.
  • Psicología fisiológica: se dedica a estudiar el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso.
  • Psicología social: se encarga de analizar las influencias que marca el entorno social sobre un individuo.
  • Psicología positiva: el estudio de las fortalezas y virtudes humanas, las cuales permiten adoptar una perspectiva más abierta respecto al potencial humano, sus motivaciones y capacidades.  Incluye programas que ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas.

 

El cerebro, principal instrumento de la Psicología

El cerebro es una de las estructuras más maravillosas y complejas de la naturaleza. Su principal función es mantener con vida al organismo. A través de sus cinco sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto) capta, procesa e interpreta la información que le llega del exterior, generando a partir de ellas respuestas que forman pensamientos, sentimientos y acciones.

Cerebro humano

 

Las funciones que tiene el cerebro son:

  • Sensitivas: el cerebro recibe estímulos del medio ambiente a través de los órganos sensoriales y los procesa para crear nuestras percepciones.
  • Motoras: el cerebro controla nuestros movimientos voluntarios e involuntarios.
  • Integradoras: el cerebro produce actividades mentales-memoria, lenguaje, aprendizaje-.

Al nacer, nuestras conexiones entre neuronas son pocas y pequeñas. A medida que pasa el tiempo y según el uso que le demos, diferentes redes se irán creando, ampliado o desapareciendo.  La red de neuronas que se va creando gracias a la comunicación entre células va formando cerebros únicos. Este fenómeno es conocido como neuroplasticidad y es lo que explica por qué cada cerebro es diferente.

En el cerebro no dejan de aparecer nuevas células y conexiones, para poder afrontar así las dificultades de nuestra vida. La Ciencia ha comprobado que es posible remodelar nuestros cerebros reforzando o  evitando ciertas pautas de comportamiento. Es aquí donde entra los profesionales de la Psicología, que nos ayudaran y enseñaran como entrenar  a nuestro cerebro.

Nuestro cerebro como cualquier otro órgano responde de manera positiva al ejercicio, una buena dieta y el reposo. Por lo que el mejor regalo que le podemos dar a nuestro cerebro y a nosotros mismos es llevando una vida sana. No podemos olvidar que dentro del ejercicio también se encuentra el ejercicio mental. Este último nos permitirá regular el número de nuestras conexiones neuronales, reforzando así nuestra memoria y capacidad de razonar.

terapia cognitivo conductual 

<<La persona humana es una unidad total y en cada uno de los actos de su conducta, interviene la totalidad del ser>> 

La terapia cognitivo conductual es el modelo psicoterapéutico más avalado por la investigación científica. Se ha convertido en el modelo estándar en el campo de la Psicología.

Esta terapia descompone el componente psicológico en tres partes más pequeñas: pensamientos, emociones y acciones. Su  objetivo es modificar estos componentes para que nos sintamos mejor con nosotros mismos.

Las emociones humanas se basan en ideas. Por eso, el principal foco de intervención serán los pensamientos. El objetivo es que controlando nuestros pensamientos, controlemos nuestras emociones y modifiquemos nuestra conducta.

Cuando una persona tiene una creencia irracional o inadecuada del mundo, esta idea refuerza los pensamientos distorsionados, desencadenando emociones, actitudes y comportamientos que lo desequilibran emocionalmente.

”No es la situación la que determina cómo nos sentimos y cómo actuamos, sino nuestro pensamiento acerca de ella y nuestra manera de vivirla”

Círculo de las emociones

 

 

 

 

Uno de sus objetivos es enseñar que a pesar de que no podemos controlar nuestras circunstancias, sí podemos controlar como interpretamos y gestionamos las emociones que nos producen. Una evaluación realista y la modificación de nuestros  pensamientos desadaptativos producirá una mejoría en nuestros estados de ánimo y como consecuencia también en nuestro comportamiento.

Componente emocional

Las emociones son nuestro motor de vida. Es  energía codificada en circuitos neuronales de  nuestro sistema límbico. Son circuitos que se encuentran siempre activos y alerta como el objetivo de identificar estímulos importantes para nuestra supervivencia. Los estímulos pueden ser de recompensa y placer o dolor y castigo.

La inteligencia emocional se define como la habilidad de las personas para atender y percibir los sentimientos de forma precisa, la capacidad de asimilarlos y comprenderlos de la manera adecuada y la destreza para regular y modificar nuestro estado de ánimo o el de los demás.

  • Percepción y expresión emocional: reconocer de forma consciente nuestras emociones, identificar qué sentimos y ser capaces de ponerle un nombre a esa emoción.
  • Facilitación emocional: capacidad para generar sentimientos que faciliten el pensamiento.
  • Comprensión emocional: ser consciente de qué estamos sintiendo. Ser capaces de dirigir y manejar las emociones tanto positivas como negativas de forma eficaz.
  • Regulación emocional: dirigir y manejar las emociones tanto positivas como negativas de forma eficaz.

 

El papel del Psicólogo

‘’No es necesario tocar fondo para pedir ayuda’’

 

Debemos romper las barreras que nos impiden ir a un psicólogo. Acudir a terapia psicológica es sinónimo de inteligencia, una acción que demuestra que quieres  conocerte y mejorar, emocional y socialmente. Se trata de un  acto de valentía y amor propio.

La principal premisa indispensable para que el tratamiento psicológico tenga éxito es que tengamos la intención de querer cambiar. Cambiar es difícil, sino todo el mundo lo haría, mejoraría y podría llegar a ser la mejor versión de sí mismo. Sin embargo, esto no es un cuento de hadas y no existe una varita mágica, existe el esfuerzo, la constancia y entonces los resultados. Es necesaria una participación y un compromiso con el proceso para beneficiarnos de los resultados.

Cuando nos sentimos vulnerables podemos optar por encerrarnos con nuestros fantasmas y no estar dispuestos a escuchar nada que venga de fuera que intente ayudarnos. Pero la verdad, es que actuando así estamos alejándonos de la solución. No porque no queramos verlos, esos fantasmas se irán, ellos seguirán ahí. No hay que tenerles miedo, forman parte de nuestra vivencia, debemos aprender a comprenderlos, aceptarlos y entonces dejaran de generarnos esas malas sensaciones.

UNO DE LOS PRINCIPALES OBJETIVOS DEL SER HUMANO ES ENCONTRARSE BIEN CONSIGO MISMO Y CON LOS DEMÁS.

Debemos ser valientes para prestarnos a este proceso de cambio. Puede ser difícil enfrentarnos a sentimientos profundos que a veces no sabemos o no queremos saber si están ahí. Nos suele resultar difícil abrirnos a nuevas perspectivas diferentes a las que hemos ido trabajando durante años, aunque estas hayan resultado desadaptativas para nosotros.

Debemos confiar en que nos encontramos ante un profesional que tiene la capacidad de entender esa parte de nosotros que nos genera un conflicto y tiene las herramientas para cambiarla. Se trata de una oportunidad para conocernos a nosotros mismos y convertirnos en nuestra mejor versión.

Nuestro Psicologo, nos ayudará a que tomemos conscienca de cuales son nuestros patrones de pensamiento. Además de facilitarnos el conocimiento de nosotros mismos y regular nuestros patrones emocionales. Aprenderemos nuevas herramientas para incorporar a nuestra rutina, que nos aportará tranquilidad mental. Así como ha desarrollar estrategiar con las que podamos hacer frente a las adversidades que la vida nos presente.

¿Recuerdas la sensación que te producía que tu madre cuando eras pequeño te cogiera de la mano para cruzar juntos la calle? Había un montón de monstruos que corrían de aquí para allá, sin embargo, pasabais juntos por delante de ellos y entonces no era un problema para ti.  Debemos saber que no estamos solos, que el profesional está ahí para tendernos la mano y ayudarnos.

Educar nuestros sentimientos, controlar nuestras emociones y gestionarlas de la forma correcta para poder hacer frente a la adversidad y a los fracasos, así como disponer de las herramientas para relacionarnos con los demás son indispensables para nuestra felicidad.